El Perú y la Unión Europea han formalizado un TLC (Tratado de Libre Comercio) el mismo que deberá ser ratificado en octubre por el Parlamento Europeo y con ello entrar en vigencia a fines de ese mes.

Un TLC es un acuerdo entre dos partes e implica liberalizar el comercio entre ellas permitiendo beneficios mutuos. Las exportaciones peruanas en los últimos 10 años se han cuadruplicado siendo el flujo superavitario para el Perú.

Las exportaciones peruanas son principalmente minerales pero las de valor agregado así como los alimentos orgánicos son los de mayor potencial de crecimiento. Un mercado de 500 millones de consumidores sin duda alguna dan buenas perspectivas a pesar de la crisis por la que atraviesan diversos países de la UE. Los acuerdos hay que mirarlos con perspectiva de mediano y largo plazo y no con la coyuntura actual. 

Otros de los beneficios de un TLC son, además de las preferencias arancelarias, inversión y cooperación. Nuestro  país no solo es visto como socio comercial sino como un punto desde donde puedan ingresar a otros mercados. Con la inversión se genera empleo y con ello posibilidades de desarrollo.

En cuanto a la cooperación, ello permitirá incorporar valor agregado a nuestras industrias de exportación, lo que favorecerá no solo a la gran empresa sino a la mediana y pequeña. 

El Perú ha suscrito ya TLCs con la mayor parte de países importantes y eso ha traído consigo que muchos productos agroindustriales y confecciones han sido exportados por primera vez a diversos destinos. Ello ha posibilitado que lejanas comunidades andinas se hayan beneficiado ,por ejemplo, con  la exportación de papas nativas, hoy muy revaloradas.

Otro de los mecanismos que se han fortalecido con los TLCs son los llamados “clusters”sobre todo en el sector de confecciones y la internacionalización de la gastronomía peruana permitirá un incremento en las exportaciones agroindustriales, sobre todo de productos gourmet y orgánicos, como ya mencionamos.

Un aspecto poco explorado respecto a los TLCs es el conocimiento que puedan tener del Perú, consumidores tan variados lugares como un coreano, un griego o un estadounidense; que quizás nunca hayan escuchado hablar de nuestro país y que a raíz de consumir espárragos, mangos, paltas hass o vestir un t-shirt de algodón y confección peruana; empiece a interesarse en saber más de nuestra cultura y con ello incluso pueda despertar su deseo por conocer esa “lejana tierra” que le brinda cosas tan ricas o de tanta calidad. Es por ello que la campaña de la “Marca Perú” es importante pues enfoca la promoción de exportaciones, inversiones y turismo pero no debemos dejar de focalizar las campañas en lo relativo al turismo, pues necesariamente algo general puede promocionar en forma específica la venida de nuevos turistas o que los que ya vinieron decidan regresar una vez más.

Sin duda alguna la firma de este nuevo TLC abre nuevas oportunidades para todos y es una muestra más de que EL PERU SIGUE AVANZANDO¡¡

Un gran abrazo

EMPRENDEDORAS A1

2 thoughts on “Negocios y los Tratados de libre Comercio

Deja un comentario