familia_mujerhoyDespués de algunas semanas de involuntaria tregua – debido a que nuestro web blog fue bloqueado por malvados personajes que acechan en el mundo online – hoy volvemos a compartir contigo este post. Se trata justamente de aprender a ser mejores personas

Entre los aspectos valorables y que recomiendo a padres y escuelas  es el fomento de la lectura en los niños, práctica de la redacción, y el incentivo al  trabajo colaborativo.En este caso, deseo hablarles sobre algunos aspectos más, que requieren ser tomados en cuenta,  no para brillar  en la vida, pues creo que el brillo  individual es muy posible, pero no siempre depende  solo del mérito personal.

Lógicamente entendemos que la escuela debe prepararnos no sólo para el éxito académico  sino debe asegurar   en cada estudiante, competencias integrales ligadas al: aprender a ser, aprender a aprender,  aprender a hacer, y el aprender a convivir (los cuatro pilares de la educación tan difundidos por la, UNESCO).

Debemos hoy en día preocuparnos  tanto en la  escuela y el hogar en el cómo aprenden los niños y a lo largo de la vida y no sólo en el que se debe aprender.

 Importa qué estrategias se debe utilizar para aprender   y más hoy en día, cuando a muchos niños y jóvenes les resulta más motivador estar frente a un computador que en una sesión de clases en aula. Necesitamos saber cómo se pone  en juego y de la manera más entretenida algunos procesos claves para cualquier aprendizaje: la atención, la observación, la memoria, el cómo se transfiere lo aprendido a otras situaciones y escenarios, el cómo disfrutamos de estos aprendizajes tanto de forma individual y en grupo, el cómo se  enfrentan y se vencen situaciones difíciles, entre otros.

Algo importante es que el aprendizaje en general tiene que ver  con el tipo de experiencias que podamos brindarles a los niños desde sus primeros años, por ejemplo: la práctica del arte en todas sus formas, el juego, las experiencias al aire libre, los viajes, y otras  actividades según la edad, fomentaran su  interés por  la curiosidad, el descubrimiento, la inventiva, la investigación, la observación de  su entorno físico, social, y cultural.

Mucho mejor si estas actividades son desarrolladas en equipo, en interacción.

 La práctica de diferentes valores también resulta indispensable en nuestra formación, si no queremos ser ganados por una excesiva  individualización, si buscamos superar la violencia en todas sus formas y la precipitada deshumanización.

Nos hace  falta aprender a convivir con los demás, aceptar nuestras naturales  diferencias, practicar la solidaridad, el esfuerzo cooperativo antes que la compulsión por la competencia interpersonal.

Pienso que vivir en un mundo tan cambiante nos exige ser flexibles, capaces de ajustarnos a esos cambios, pero por sobre todo, tener en cuenta que   necesitamos de los demás: de una familia, de un amigo, de un grupo de trabajo, de  una ciudad a la que nos debemos y queremos y de un país del que somos parte.

Entonces, nuestras escuelas deben enseñar a nuestros niños   a ser mejores personas, a convivir en armonía,  y en  el mundo familiar. Fortalezcamos como madres, hermanas o parientes estos aprendizajes que son tan significativos o más en nuestras vidas que el solo hecho de aprender un conjunto de conocimientos.

Un gran abrazo.

EMPRENDEDORAS A1

3 thoughts on “Cómo aprender para ser mejores personas

  1. valio la pena esperar tu retorno…..una excelente guia de formacion …..valores importantes que resaltar en los inicios del educando y no menos nuestra responsabilidad como entes formadores a travez de su vida….gracias …esperamos tus publicaciones prontito

Deja un comentario